Probióticos para tu perro: la importancia de incluirlos en su dieta natural

Muchos de vuestros perros llegan a Dogfy Diet con serios problemas digestivos, ya que nunca han tenido una correcta digestión, padecen enfermedades gastrointestinales, mala absorción de nutrientes, alergia/intolerancias, entre otras.

¿Quieres saber cómo funciona Dogfy Diet? No dudes en escribirnos por WhatsApp
¡Estaremos encantados de acompañarte en el cambio!

La alimentación natural es la mejor forma de prevenir este tipo de patologías, por lo que estamos muy contentos de que vuestros peludos puedan al fin tener una buena salud intestinal. No obstante, es importante tener en cuenta que hace falta reforzar su flora bacteriana, sobre todo en periodos de transición.

Esto se debe a que los perros que han sido alimentados toda su vida con pienso tienen una flora bacteriana pobre, y por lo tanto es muy recomendable el uso de probióticos como suplementos a la dieta natural.

¿Qué son los probióticos?

La definición “de diccionario” de probiótico es la siguiente:

“Son microorganismos vivos que, ingeridos en las cantidades adecuadas, aportan beneficios para la salud intestinal y digestiva. Estos beneficios deben ser demostrables vía estudios científicos, razón por la cual existe muchísima investigación alrededor de los probióticos y mucha parte de cuáles y qué beneficios proveen es todavía desconocido.”

Los probióticos son literalmente bacterias (bióticos) saludables (pro) que pueden ayudar a tu perro a restaurar su microbioma.

Funciones en el organismo del perro

Estos probióticos contienen bacterias beneficiosas que ayudan a poblar la microbiota intestinal, así como a fortalecer el sistema inmunológico, a mejorar la digestión y la absorción de nutrientes, entre otras funciones. ¡Por estos motivos es muy importante incluirlos en la alimentación natural de cualquier perro!

En particular, les ayuda a:

  • Reducir el número de bacterias «malas» que pueden causar infecciones o inflamación.
  • Reemplazar a las bacterias buenas cuando hay desgaste (como cuando se toman antibióticos).
  • Restablecer el balance bacteriano para que su cuerpo siga funcionando correctamente.
  • Mejora el sistema inmunitario. Si alimentas a tu perro con una dieta casera que contenga como ingrediente base la carne y además añades probióticos, tendrá una flora intestinal sana y su sistema inmunitario se mantendrá al 100% para poder combatir cualquier patógeno, con un alto porcentaje de anticuerpos.
  • Las bacterias probióticas sintetizan vitaminas del grupo B. Las vitaminas del grupo B actúan como nutrición para la piel y el pelo, y protegen la vaina de mielina de las células nerviosas
  • Envejecimiento celular más lento.

Probióticos para incluir en su dieta natural

En los alimentos podemos encontrar probióticos, por ejemplo, en los lácteos fermentados.

Existe un miedo generalizado de no administrar lácteos a los perros por temor a que sean intolerantes. Pero es importante saber que, en el caso de los lácteos fermentados, no existe ningún peligro, sino solo beneficios.

Lfermentación es el proceso que acaba con todas las dudas alrededor de la lactosa, y es que las bacterias lácteas consumen el azúcar de la leche (la lactosa) durante su proceso y la convierten en ácido láctico.

Estos fermentados contienen elevadas dosis de enzimas naturales y diferentes probióticos que suponen bacterias buenas que mejoran el bienestar intestinal de tu perro.

Os traemos, pues, algunos ejemplos de suplementos que podéis añadir junto a los menús de Dogfy Diet:

Kéfir natural

Se digiere fácilmente y es altamente biodisponible. Su proteína principal, la proteína de suero de leche, es completa (contiene todos los aminoácidos esenciales) y no solo se digiere de forma rápida, sino que también se absorbe en breve tiempo en el intestino en comparación con otros tipos de proteínas.

El kéfir natural está especialmente indicado como apoyo nutricional durante y después de tratamientos con antibióticos, en casos de alergias, intolerancias, problemas gástricos e intestinales, pancreatitis e inflamaciones y problemas de sistema inmunitario en general. La dosificación dependerá del peso y edad, como en todos los suplementos.

  • Perros pequeños (0 – 10 kilos de peso corporal): 30 gramos 
  • Perros medianos (10 – 25 kilos de peso corporal): 60 gramos 
  • Perros grandes (+ 25 kilos de peso corporal): 90 gramos

Yogur natural

Al igual que nosotros, los perros también pueden comer yogur, pero siempre debe ser 100% natural, preferiblemente Bio. En perros grandes, podemos administrar 2-3 cucharadas soperas al día, pero en perros de tamaño pequeño utilizaremos únicamente una cucharadita de postre al día, que puede darse junto con la alimentación de Dogfy Diet.

También podemos utilizar el yogur para elaborar premios sabrosos para nuestro peludo. Una forma muy interesante de hacerlo, sobre todo en verano, es en forma de helado, que puede ser a base de yogur y fruta.

Levadura de cerveza

Tiene un efecto probiótico y prebiótico. La levadura de cerveza favorece mucho las digestiones y el crecimiento de bacterias positivas.

La comida casera siempre va a garantizar una buena absorción de nutrientes y una mejoría en las digestiones, pero suplementar la dieta para beneficiar su sistema inmune y digestivo es algo muy recomendable, haciendo especial hincapié en perritos que son propensos a sufrir trastornos digestivos, digestión sensible o diarreas.

Con todo esto recordad que, para cualquier duda acerca de suplementación en la comida natural de vuestro peludo, el equipo nutricionista de Dogfy Diet queda a vuestra disposición.

¿Te gusta lo que hacemos en Dogfy Diet?
La experiencia nos dice que es mejor que lo compruebes por ti mismo.

dogfydiet

2 comentarios sobre “Probióticos para tu perro: la importancia de incluirlos en su dieta natural

Deja un comentario