Mi perro come con ansia: qué es la voracidad y cómo revertirla

En el blog de hoy os hablamos de un tema muy recurrente que solemos tratar en muchos de los seguimientos que hacemos desde Dogfy Diet, y es la ansiedad por la comida. Este problema conductual es muy frecuente y puede empeorar con el tiempo si no aprendemos a modificarlo.

¿Quieres saber cómo funciona Dogfy Diet? No dudes en escribirnos por WhatsApp
¡Estaremos encantados de acompañarte en el cambio!

Esta ansiedad por la comida propia de perros voraces puede llegar a afectar su salud, por lo que es importante entender por qué se produce este fenómeno e intentar remediarlo cuanto antes.

¿Por qué se produce esta ansiedad?

Esto puede deberse a varios factores, sin embargo, podemos deducir que su instinto de supervivencia les empuja a devorar la comida que tienen delante ante una posible amenaza a que ese alimento desaparezca. Este instinto es distinto en cada perro.

Es cierto que hay algunas razas con mayor predisposición a tener este tipo de comportamientos. La esterilización es un factor que también puede influir, ya que cuando eliminamos el instinto natural de aparearse y reproducirse, la necesidad de alimentarse aumenta debido al cambio hormonal.

Los perros también pueden ser voraces por un tema de conducta. Como a veces ocurre con los humanos, los perros también presentan inactividad algunas veces y su motivación se reduce a la comida. Esto propicia que busquen recompensa de forma casi continua, ya que en su naturaleza pasarían gran parte de su tiempo cazando y buscando formas de alimentarse.

Cuando un perro tiene ansiedad por comer, es posible que, al hacerlo de una forma más rápida y ansiosa, se produzca algún vómito. También puede ocurrir que, al ingerir el alimento casi de golpe, se produzcan digestiones más pesadas y se les hinche la barriga.

¿Cómo disminuir su voracidad?

  • Marcar unos horarios de comida. El perro es un animal rutinario en sus hábitos alimenticios. Por eso, aconsejamos darle la comida siempre a las mismas horas. Si nuestro peludo tiene un horario estricto en sus comidas, su cuerpo se regulará y estará preparado para comer en esos horarios, sin desarrollar ansiedad por no saber cuándo le tocará comer.
  • Administrarle las máximas tomas posibles: en cachorros esto siempre debe de ser así. Hasta los 6 meses de edad, deberán proporcionarse entre 3 y 4 tomas diarias y después podremos empezar a disminuirlas. En adultos, las tomas diarias deberán ser de 2 a 3.
  • No darles de comer fuera de su horario: este puede resultar el paso más difícil, ya que solemos creer que nuestros peludos deben comer siempre que nosotros lo estemos haciendo, pero esto no es así. Con este hábito estamos acostumbrando al perro a comer a todas horas, por lo que tan solo conseguimos retroalimentar su ansiedad. Los premios por refuerzos de conductas positivas deben darse muy de vez en cuando.
    El mayor peligro al que nos enfrentamos al darle comida de forma seguida, es el fenómeno de la obesidad, ya que muchas veces, con nuestras conductas humanas, lo estamos sobrealimentando. No debemos confundir el hecho de que nuestro peludo pueda sentir gula con su hambre real.
  • Comederos antivoracidad: existen unos cuencos especiales que tienen relieve en la parte honda que no permiten que nuestro perrito engulla. Normalmente suelen ser muy eficientes porque obligan al perro a comer de forma pausada gracias a estos relieves.
  • Practicar la contención: cuando un perro es voraz, tiene tendencia a ir hacia la comida en cuanto se la servimos. Debemos evitar sobreexcitarlo cuando vamos a ponerle la comida. Si normalmente les decimos algo en referencia a la hora de comer, puede llegar a ser contraproducente porque generamos una excitación en él, aumentando su ansiedad por el alimento. Debemos intentar transmitirle calma y enseñarle una orden antes de comer, como “Siéntate” o “Quieto hasta que te lo diga”.

Para cualquier duda en relación a la prevención y/o a la ansiedad en los perros a la hora de comer, el equipo nutricionista de Dogfy Diet queda a vuestra disposición.

¿Te gusta lo que hacemos en Dogfy Diet?
La experiencia nos dice que es mejor que lo compruebes por ti mismo.

dogfydiet

Deja un comentario