Deshidratación en perros: causas, síntomas y prevención

En épocas de mucho calor, es necesario asegurarnos de que nuestro perro tiene una buena hidratación corporal. Hay muchos perros que no tienen buenos niveles de hidratación, pero a veces es difícil detectarlo. Sin embargo, es importante saber cuándo nuestro peludo se encuentra deshidratado, porque esto puede derivar en otras complicaciones.

¿Quieres saber cómo funciona Dogfy Diet? No dudes en escribirnos por WhatsApp
¡Estaremos encantados de acompañarte en el cambio!

Una buena hidratación nos garantiza que todos los sistemas corporales de nuestro peludo funcionan de forma correcta. Por esta razón, el verano es la época del año más delicada y es el momento en que debemos prestar mayor atención a la hidratación de nuestro mejor amigo.

Síntomas y causas

La deshidratación ocurre cuando nuestro peludo no recupera un número mayor de fluidos de los que elimina de su organismo. De este modo, se genera un desequilibro dentro de su cuerpo tanto de líquidos como de electrolitos. Existen algunos métodos que nos ayudan a determinar si nuestro peludo padece una deshidratación:

  1. Al coger y tocar su piel observamos que no es tan elástica como de normal (es decir, tarda muchos segundos en recuperar su posición inicial).
  2. Pérdida de humedad en sus encías: la saliva se vuelve densa y muy pegajosa. Para asegurarnos, colocaremos un dedo sobre sus encías, y si rápidamente recupera su color quiere decir que no padece deshidratación. Sin embargo, si no recupera su color podría indicarnos que sí padece deshidratación.
  3. Si los ojos de nuestro perro están más hundidos de lo normal.
  4. Cuando el color de la orina de nuestro peludo es de un color más oscuro.

Por otro lado, debemos tener en consideración que la deshidratación puede ser causada en algunas ocasiones por enfermedades como úlceras, infecciones virales, enfermedades del riñón, golpes de calor o diabetes mellitus. Estas patologías podrían causar síntomas como vómitos, debilidad, jadeos, frecuencia cardíaca alta, entre otros.

¿Cómo tratar una deshidratación?

Si creemos que nuestro peludo puede estar sufriendo una deshidratación, lo primero que deberemos hacer es prepararle un cuenco con agua para que beba. Sin embargo, si presenta algún otro síntoma como los mencionados anteriormente recomendamos acudir inmediatamente a nuestro veterinario de confianza. El médico podrá llevar a cabo un estudio que determinará las causas de la deshidratación de nuestro peludo.

¿Cómo evitamos una deshidratación?

En primer lugar, deberemos comprobar que nuestro perro tenga acceso a agua limpia y fresca frecuentemente. Aconsejamos colocar bebederos en lugares distintos del hogar y llevar siempre una botella al salir de casa.

Si nuestro perro tiene problemas para beber por sí solo, siempre podemos hacer uso de una jeringa sin aguja para que resulte más fácil la absorción del líquido. El agua, por lo general, es lo más eficaz contra la deshidratación, pero también es importante que, para mantener unos niveles óptimos de agua en el cuerpo, se proporcionen menús hidratados con ingredientes frescos, tal y como los que ofrecemos en Dogfy Diet.

Beneficios de dar una dieta húmeda cocinada

  1. Evitaremos la deshidratación.
  2. El organismo del perro está pensado para que se alimente con un mínimo del 70% de humedad, al contrario de lo que nos ofrece el pienso. Los menús de Dogfy Diet tienen un alto porcentaje de agua.
  3. Reduciremos las posibilidades de desencadenar en enfermedades renales.
  4. Conseguimos hidratación mientras comen, por tanto, beben menos agua de forma voraz.

Para cualquier duda en relación a la deshidratación en perros, el equipo nutricionista de Dogfy Diet queda a vuestra disposición.

¿Te gusta lo que hacemos en Dogfy Diet?
La experiencia nos dice que es mejor que lo compruebes por ti mismo.

dogfydiet

Deja un comentario