¿Cuántas veces debe comer un perro al día?

Esta es una cuestión que genera mucha duda a los padres perrunos cuando deciden adquirir una nueva mascota. La respuesta, como para muchas otras cosas, depende y varía en función del tamaño, el peso, la edad del perro, sus hábitos y sus necesidades específicas.  

Con dietas a base de comida natural para perros o con alimentación casera, no debemos olvidar que será importante racionalizar las dietas para controlar sus hábitos alimenticios, sin dejar la comida en su bol de forma permanente.

¿Quieres saber cómo funciona Dogfy Diet? No dudes en escribirnos por WhatsApp
¡Estaremos encantados de acompañarte en el cambio!

Cachorros

Si acabamos de adoptar un cachorro, debemos contemplar la franja de edad para saber con qué frecuencia alimentarlo.

  • En cachorritos en plena etapa de transición entre el destete y el paso a la alimentación sólida (alrededor de las 8 semanas), suministraremos entre 4 y 6 tomas al día.
  • Entre las 8 semanas y los 3 meses podemos reducir su ración a 4 tomas al día.
  • Cuando cumpla 4 meses y hasta los 6 meses, empezaremos a darle 3 tomas al día.
  • Y, por último, a partir de los 6 meses, con 2 tomas al día (dependiendo de la raza) tendrá suficiente.

El gramaje a suministrar en un cachorro dependerá de su desarrollo, por lo que hacer un control de peso cada 10 días será necesario para valorar un ajuste de gramaje.

Razas pequeñas

Los perros de razas pequeñas suelen ser muy glotones. Es por eso que, debemos evitar dejar el comedero lleno por su tendencia a devorar con ansiedad la comida. Si volvemos a llenar sus cuencos, podemos fomentar la aparición de sobrepeso, por lo que será fundamental que racionalicemos su dieta.

Algunas razas pequeñas son propensas a generar hipoglucemias, por lo que podemos dosificar entre 2 y 4 tomas diarias (siendo 4 tomas en algunos casos especiales).

Razas medianas, grandes y maxis

En estos casos, por norma general, suelen comer 2 veces al día, pero dependerá del nivel de actividad y características específicas de cada individuo.

Comiendo dos veces al día, no es recomendable espaciar más de 8 o 12 horas las tomas, y deberemos evitar que se den atracones.

Evitar estos atracones sobre todo en razas grandes y maxis o comedores de pienso, será esencial para evitar que sufran torsión estomacal. Si nuestro perro se alimenta de dietas naturales y no espaciamos más de 12 horas la ingesta, la predisposición a esta afección grave disminuye. Existen otros factores que pueden propulsar esta afección estomacal.

Perros sénior

Si nuestro perro se encuentra en una edad avanzada de su vida, deberemos hacer especial hincapié en sus digestiones. Los órganos van envejeciendo y debemos adaptar las dietas a sus necesidades específicas.

La gran mayoría de perritos en edades avanzadas acumulan el desgaste de la edad y alguna patología, por lo que es normal que sus digestiones se vean modificadas. En estos casos, consultaremos con expertos de la nutrición la mejor forma de dosificar su alimento y el tipo de menús que necesitan.

Perros deportistas, de trabajo o de actividad muy alta

En estos casos, hemos de valorar muy al detalle sus hábitos en cuanto a actividad física, pues si el desgaste es muy elevado en cada actividad, deberemos racionalizar su alimento en más tomas de las habituales.

No ofreceremos el alimento justo antes de la actividad, lo haremos una vez se haya desvanecido el nivel de excitación. De no hacerlo de esta forma, podemos generar hipoglucemias o torsiones estomacales.

Si, de forma esporádica, el nivel de actividad es superior al habitual, deberemos tener en cuenta que durante ese periodo la ingesta de raciones debe ser mayor, al igual que las kilocalorías, en proporción al nivel de actividad ejercido.

Perros con necesidades específicas

Es muy importante valorar a cada individuo como único, por lo que, si nuestros perros sufren de patologías a nivel metabólico o trastornos conductuales relacionados con la alimentación, es muy probable que necesiten unas pautas específicas sobre su dieta y la dosificación de la misma.

En estos casos, no debemos dudar en consultar con un experto de la alimentación canina.

En Dogfy Diet se encuentra a disposición de los suscriptores un equipo nutricionista que acompaña a todos los perros en las diferentes etapas de sus vidas, adaptando el gramaje y los suplementos a las necesidades que surjan en cada etapa.  

Para cualquier duda en relación a la frecuencia en el número de tomas, el equipo nutricionista de Dogfy Diet queda a vuestra disposición.

¿Te gusta lo que hacemos en Dogfy Diet?
La experiencia nos dice que es mejor que lo compruebes por ti mismo.

¿Empezamos?

Alejandra Coma

Nutricionista Canina

Deja un comentario