¿Qué son los cálculos renales en perros?

¿Quieres saber cómo funciona Dogfy Diet? No dudes en escribirnos por WhatsApp
¡Estaremos encantados de acompañarte en el cambio!

¿Qué son y cómo identificarlos?

Los cálculos renales, también conocidos como litiasis, pueden tener su origen en el riñón (nefrolitiasis), o en el aparato urinario (urolitiasis). Estos cálculos se definen como residuos que el organismo no ha podido eliminar y que se instalan en el organismo de nuestros perros pudiendo originar algunas dificultades en el mismo.

Estos cálculos también pueden denominarse piedras o cristales, y existen diferentes tipos, orígenes y tratamientos disponibles. 

Los cálculos renales pueden ser ocasionados por varios factores:

  • Alta concentración de sales en la orina
  • Presencia prolongada de una infección en las vías urinarias
  • Alteración del pH de la orina
  • Mala alimentación
  • Deshidratación
  • No poder miccionar y tener que prolongar durante tiempo esta necesidad
  • Defecto congénito
  • Disminución de los inhibidores naturales del cuerpo contra la formación de cristales
  • Genética

¿Qué síntomas presenta esta patología?

  • Hematuria (sangre en la orina)
  • Poliuria (más sed y más ganas de orinar)
  • Disuria (dificultad para orinar)
  • Orina en aspersión
  • Incontinencia urinaria
  • Falta de apetito y/o pérdida de peso
  • Vómitos
  • Cansancio o falta de energía
  • Molestias abdominales

Si observamos alguno de estos síntomas de forma frecuente en nuestro perro, deberemos trasladarlo al veterinario inmediatamente. A través de una muestra de orina, el veterinario podrá analizarlo. Seguramente, también se realice una ecografía abdominal o radiografía para determinar y/o confirmar un diagnóstico clínico. Los cálculos renales suelen verse como manchas blancas.

¿Qué tipos de cálculos existen?

Los cálculos renales en perros pueden ser de varios tamaños, localizarse en distintas partes del aparato urinario y tener composiciones diferentes. Estos factores influyen en el grado de daño que ocasiona al cuerpo.

Actualmente los más conocidos son:

  • Estruvita: Es el tipo de cristal más común. Este tipo de cristales pueden disolverse con el tratamiento adecuado, y suelen ser ocasionados por un exceso de magnesio y un pH alto.
  • Oxalato de calcio: Provocados por un pH bajo y por una secreción incrementada de calcio. Debemos tener en cuenta que ciertos alimentos reducen el pH de manera natural y en este caso no serían convenientes.
  • Urato: Son sobre todo comunes en los dálmatas por su capacidad inferior en descomponer el urato. Tener niveles altos de amonio también empeoraría este caso.
  • Cistina: Este tipo de cristal es bastante inusual. Principalmente se dan por el aumento de la cantidad de la cistina en la orina y/o debido a un defecto congénito más propenso en ciertas razas.
  • Sílice: Se cree que puede haber relación con la ingesta de silicatos, ácido de sílice y silicato de magnesio en las dietas (gluten de maíz, cascarillas de soja…).

Tratamiento y alimentación adecuada para cálculos renales

Algunos perritos pueden padecer esta patología, pero ser asintomáticos. No obstante, es necesario poder hacer un seguimiento y ver la evolución de las piedras. A veces es necesario disolución médica, por ello, es importante recurrir a un veterinario de confianza. Dependiendo del grado, será necesario intervenir quirúrgicamente.

Una alimentación natural, equilibrada y balanceada, con ingredientes de calidad y un buen origen son la base principal para prevenir la formación de cálculos. Una dieta hidratada es lo mejor que le podemos ofrecer al sistema urinario para su correcto funcionamiento.

También va a ser muy importante ofrecer una actividad física adecuada, cubrir sus necesidades básicas de micción y defecación, higiene y cuidados básicos.  Dependiendo de cada individuo y nunca generalizando, se pueden añadir suplementos naturales y funcionales en la comida, acompañando siempre del tratamiento y las pautas del veterinario.

Para cualquier duda en relación a la formación de cálculos renales, el equipo nutricionista de Dogfy Diet queda a vuestra disposición.

¿Te gusta lo que hacemos en Dogfy Diet?
La experiencia nos dice que es mejor que lo compruebes por ti mismo.

¿Empezamos?

Sara Ruíz Torres

Deja un comentario