Comida natural y cocinada para perros: ¿por qué es la mejor opción de alimentación?

Actualmente, encontramos en el mercado muchas opciones diferentes para alimentar a nuestros perros. Podemos encontrar distintos tipos y marcas, y dentro de estas, varias especificaciones.

Consideramos que existen 4 tipos principales:

●      Pienso (alimento seco)

●      Comida deshidratada (se le añade agua antes de consumir)

●      Latas (comida húmeda)

●      Alimentación natural (ingredientes frescos)

¿Quieres saber cómo funciona Dogfy Diet? No dudes en escribirnos por WhatsApp
¡Estaremos encantados de acompañarte en el cambio!

A la hora de escoger una alimentación adecuada para ellos, siempre va a ser recomendable optar por la opción más natural con ingredientes frescos de alta calidad, ya que es más saludable.

Dentro de las dietas naturales para perros, podemos ofrecer la dieta cruda (BARF) o bien cocinarla.

Cualquier opción natural resultará una buena alternativa, ya que, al contener ingredientes frescos, la absorción de nutrientes será mayor. Siempre recomendaremos recurrir a un profesional especializado en el sector para que nos pueda asesorar y ayudar, para ofrecerle así una alimentación 100% adaptada a sus necesidades individuales.

Comida natural cruda vs. Comida natural cocinada

En la alimentación natural para perros, las dietas cocinadas y crudas se asemejan bastante. La principal diferencia es si hay cocción o no. Cuando cocinamos la comida al vapor y a bajas temperaturas durante unos minutos, eliminamos bacterias presentes en las carnes crudas y también el riesgo de que estas proliferen, asegurándonos que los ingredientes son sanos y seguros.

Debemos tener en cuenta que con cualquier alimentación podemos potenciar los beneficios de la misma añadiendo suplementos naturales, que también pueden servir de apoyo en algunas patologías o bien ser útil para prevenirlas. Por ejemplo, un suplemento para cualquier perro sano, podría ser ofrecer huevos semanalmente, ya que será un buen aporte nutritivo, pues tienen todos los aminoácidos esenciales. Otro ejemplo sería, que en el caso de que un perro no pueda ingerir pescado, pudiera ofrecerse un suplemento con AG Omega 3, que podremos darlo en cápsulas o en aceite.

Dándole a nuestro perro comida natural, le aseguraremos una digestión más fácil, por lo que es muy recomendable en perritos con digestiones sensibles para evitar cualquier tipo de cuadro gastrointestinal. Además, si nuestro perro es de los que les cuesta comer, la dieta cocinada les llamará más la atención, ya que con ella se intensifican los olores y los sabores.

Para que una alimentación natural cocinada sea equilibrada, necesita verduras y frutas (u otros carbohidratos funcionales) para aportar la fibra suficiente y así ayudar al tránsito intestinal. También son imprescindibles un alto porcentaje en proteínas, huesos carnosos (o cáscara de huevo en su defecto) para aportar el calcio necesario; y también vísceras y pescado.

¿Qué beneficios tiene la comida natural?

Este tipo de comida nos traerá numerosos beneficios y mejoras en la salud de nuestro animal. Destacaríamos:  

  • Mayor energía: al ser los nutrientes de mayor calidad, se puede apreciar un cambio a mejor en su actitud y vitalidad.
  •  Mejora de piel y pelaje: gracias a los ácidos grasos de la propia comida, como el Omega 3.
  • Cuidado de la higiene bucal: al no contener el almidón de los cereales y tratarse de alimentos frescos y naturales, no se acumulan tantos restos en los dientes como con la alimentación seca, evitando así la formación de placa bacteriana.
  • Sistema inmune fuerte: cuando alimentamos a nuestro peludo con alimentos frescos y naturales, estamos nutriendo más su organismo, por lo que su sistema inmune se reforzará.
  • Reducción de heces y olores: las heces con comida natural son más compactas y menos voluminosas, los nutrientes se absorben mejor y, por tanto, se generan menos residuos.
  • Disminución de riesgo de padecer patologías: como los alimentos son naturales y no disponen de químicos, ganamos mucho en mantener la salud de nuestros perros. También, al tener una digestión más fácil, los órganos no tienen que realizar tanto esfuerzo a la hora de filtrar y digerir estos alimentos.
  •  Microbiota sana: disponemos de diferentes ingredientes, lo que favorece a tener una microbiota diversa y, por tanto, con mayor variedad de beneficios.
  • Complexión física correcta: los alimentos procesados favorecen la obesidad por los procesados que contienen y hacen más complicada la digestión.

La dieta natural es apta y beneficiosa para cualquier tipo de perro, pero en las siguientes situaciones son altamente recomendadas:

●      Cuando van a pasar por una quimioterapia o se encuentran inmunodeprimidos.

      Antes y después de una cirugía.

●      Perros séniors.

●      Perros a los que les cuesta digerir una alimentación cruda.

●      Perros más selectivos con los gustos y sabores.

●      Perros con digestiones sensibles o problemas digestivos.

Para cualquier duda en relación a la comida natural y cocinada para perros, el equipo de Dogfy Diet queda a vuestra disposición.

¿Te gusta lo que hacemos en Dogfy Diet?
La experiencia nos dice que es mejor que lo compruebes por ti mismo.

¿Empezamos?

noeliacorto

4 comentarios sobre “Comida natural y cocinada para perros: ¿por qué es la mejor opción de alimentación?

  1. Hola Cris, ¡correcto! Nuestros menús de pollo y pavo llevan hueso carnoso y los de salmón y buey llevan cáscara de huevo 🧡 ¡Un saludo!

Deja un comentario