¿Por qué no es necesario incluir cereales en la dieta de un perro?

Actualmente, el perro está considero un animal de compañía, pero no siempre ha sido así. Su origen se remonta unos 20.000 años atrás, y proviene del lobo. Por ello, podemos concluir que las necesidades nutricionales de un perro y de un lobo doméstico son parecidas. 

El perro, tras sufrir un proceso de domesticación y como acompañante humano durante miles de años, ha ido adquiriendo diversas características diferenciales, lo que hoy en día llamaríamos razas, todas ellas manteniendo algunos rasgos comunes con su ancestro.

¿Quieres saber cómo funciona Dogfy Diet? No dudes en escribirnos por WhatsApp
¡Estaremos encantados de acompañarte en el cambio!

A nivel físico, han ido adaptando su anatomía original del lobo hasta tener las características actuales que lo diferencian del lobo original.

Tienen un cráneo de menor tamaño y son más ligeros que los lobos, lo que provoca también una necesidad inferior de ingesta de calorías diarias. La dentadura de nuestros perros tiene menos fuerza que la del lobo y se encuentra mejor adaptada para la masticación.

El perro, igual que el lobo, es un carnívoro no estricto. Esto significa que su alimentación se basa en la proteína animal, pudiendo ingerir también hidratos de carbono, fibra o grasas, aunque en porcentajes más pequeños. En la naturaleza, este tipo de alimentos los encontrarían en los intestinos de sus presas.

¿Cuál es la naturaleza de un perro?

En la naturaleza, un perro se alimenta fundamentalmente de carne, siendo su mayor fuente de energía y de aportación de proteínas. Pero también complementa este alimento con frutas, hortalizas o pescado que va encontrando en su camino.

Un perro de compañía, de trabajo o de caza tiene las mismas necesidades nutritivas que un perro silvestre o salvaje, y por ese motivo debemos buscar la dieta más equilibrada para cubrir estas necesidades, para evitar carencias que pueden desembocar en problemas de salud, de pelaje o en intolerancias.

Las vísceras son esenciales en su alimentación como fuente de vitaminas, de minerales y de ácidos grasos.

Los hidratos de carbono también son importantes, aunque en menor proporción, sobre todo los carbohidratos simples de fácil absorción. Estos se encuentran en frutas, verduras, hortalizas y tubérculos, siendo necesarios para el buen funcionamiento del corazón y del sistema nervioso central. Aportan energía de forma rápida, pero debemos recordar que en su naturaleza un perro no comerá trigo, arroz o cebada, aunque sí se puede añadir ocasionalmente tomates o manzana a su dieta, incluso también algún tubérculo. Debemos tener en cuenta que, por su naturaleza, no asimilan bien los cereales almidonados y les cuesta digerirlos, por ello, proporcionar una dieta natural sin cereales supondría una alimentación óptima para nuestro perro.

Los carbohidratos pueden suministrarse de muchas formas, sin necesidad de que la dieta contenga cereales que, como ya hemos dicho, no suelen asimilarlos bien.

¿Cómo ofrecemos carbohidratos sin cereales en los menús Dogfy Diet?

  • Patata/Boniato: buena fuente de carbohidrato simple de fácil absorción. Se desaconseja su ingesta solo si nuestro perro sufre alguna intolerancia a la patata o al almidón. Aportan carbohidratos, fibra, potasio, vitamina C, vitamina B6, hierro, magnesio y es importante para regular la presión arterial de nuestros perros.
  • Zanahorias: aportan una gran cantidad de vitaminas B, C, D, E y K, además de ser una gran aliada para la salud ocular. Contribuyen también a la salud bucal porque al morderse la fibra, se reduce la cantidad acumulada de sarro en dientes y encías.  
  • Calabacín: es una de las verduras que mejor conserva sus propiedades. Rico en potasio, calcio y un alto contenido en vitamina A.
  • Calabaza: regulador intestinal natural, baja en calorías y rica en fibra y vitaminas A, C y K.  
  • Guisantes: tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, además de contener minerales como hierro, calcio, cobre, zinc y magnesio, siendo ricos en vitaminas A, B, C y K.

En conclusión, los perros son animales carnívoros facultativos, por lo que necesitan comer fundamentalmente proteína animal, una dieta en la que los cereales no son necesarios, aunque sí los carbohidratos, que se suministrarán en menor cantidad en proporción a la carne. Muchas marcas de pienso incluyen cereales porque son más baratos de producir, pero realmente el sistema digestivo del perro no está preparado para digerirlos bien.

Para cualquier duda en relación a la ingesta de cereales en la dieta de un perro, el equipo nutricionista de Dogfy Diet queda a vuestra disposición.

¿Te gusta lo que hacemos en Dogfy Diet?
La experiencia nos dice que es mejor que lo compruebes por ti mismo.

¿Empezamos?

Belén Portela

Nutricionista canina

2 comentarios sobre “¿Por qué no es necesario incluir cereales en la dieta de un perro?

  1. Hola, soy Miguel Montoliu, cuidador de Bruna, me ha gustado vuestro artículo sobre su alimentación. Tengo una pregunta con las bolsas que recibimos cada mes de pollo, pavo y salmón. Buna hace caca 3 o 4 veces al día en forma de pequeñas bolitas duras. Esto es normal? Espero vuestra respuesta. Muchas gracias

    1. Buenas Miguel, muchas gracias por escribirnos y mostrarnos tu inquietud. Es normal que las heces sean más secas y compactas, de todas formas, si es algo que te concierne, siempre puedes pedir una cita con nuestro equipo nutricionista 🥰 Un saludo

Deja un comentario