Las heces del perro con comida natural

En el blog de hoy vamos a hablar de las heces de los perros cuando estos se alimentan con comida natural.

¿Qué son las heces?

Las heces configuran una compuesta de residuos de los alimentos ya digeridos, de las células de la mucosa intestinal, de las bacterias, de secreciones glandulares, de putrefacción del recto y de productos fermentados.

De haber estando alimentando a nuestros perros durante tantos años con piensos, nos hemos acostumbrado a ver sus heces con esta comida. Debemos saber que, al cambiar a una alimentación natural para perros, las heces cambian muchísimo.

¿Quieres saber cómo funciona Dogfy Diet? No dudes en escribirnos por WhatsApp
¡Estaremos encantados de acompañarte en el cambio!

Defecaciones con pienso

Los perritos alimentados con pienso suelen tener cacas blandas, siempre de la misma coloración, con más olor, más cantidad y más grande. Esto es debido a que, al ser un alimento ultra procesado con gran porcentaje de carbohidratos y aditivos, no se metaboliza ni se digiere con normalidad, generando más residuos y produciéndose una menor absorción de nutrientes. Estas deposiciones son las que pensamos que son normales, pero en realidad no lo son.  

Al no tener bacterias vivas, la microbiota de los perros alimentados con pienso es menos diversa, por lo que producen menos cantidad de enzimas digestivas y absorben menos lo nutrientes.

Además, los piensos llevan gran cantidad de cereales y harinas que a los perros les cuesta mucho de digerir, provocándoles inflamación de forma frecuente.  

También llevan aditivos y vitaminas sintéticas que el organismo de nuestros perritos no es capaz de absorber eficientemente.

¿Cómo deberían ser las heces de mi perro?

Una deposición normal, derivada de una comida natural con ingredientes frescos, debería estar formada de heces más pequeñas, más compactas, menos voluminosas y con mucho menos olor. De aspecto son mucho más secas (incluso arenosas, en algunas ocasiones) sin que signifique que nuestro perro está estreñido.

El color de estas defecaciones varía según lo que comen, por ejemplo, suelen ser verdosas si comen espirulina, más oscuras si comen carne roja o más claras si comen carnes blancas.

Cambios y trastornos derivados de las heces

Trastornos digestivos

Si notamos que las heces de nuestros peludos cambian de consistencia siendo cada vez más blandas o más duras, estaríamos hablando de diarrea o estreñimiento. En estos casos debemos observar si hay algún ingrediente que le pueda estar afectando. Si este cambio de consistencia lo observamos en días puntuales, lo más probable es que se deba algo que ingirió y le afecte al día siguiente o al cabo de dos días.    

Diarrea

Las diarreas pueden darse por muchos motivos, no necesariamente se deben a un problema serio de salud, ya que la mayoría de las veces es el organismo que reacciona de esta manera cuando ingieren algo que les sienta mal para poder expulsarlo secretando más electrolitos y agua de los que absorbe.

Para poder cortar las diarreas de forma rápida y eficaz, recomendamos hacer durante unos días la receta de sopa de moro.

Para cerciorarnos de que no se trata algo concreto en su alimentación, recomendamos darle el mismo menú durante 2 o 3 días para que podamos observar si se trata de algún ingrediente que no tolere bien.

Si vemos que no se soluciona, hay muchos otros motivos, como podrían ser parásitos, alergias o problemas de salud. En cualquiera de estos casos, debemos visitarnos con un veterinario para que nos pueda ofrecer un tratamiento adecuado.   

Estreñimiento

Al estar acostumbrados a ver las heces de los perritos alimentados con pienso, pensamos que nuestros perros alimentados con comida natural tienen estreñimiento. El estreñimiento se produce cuando el perrito defeca con dificultad, haciendo la postura para defecar y no consiguiéndolo, o cuando lo hace con molestias.

También podemos percibir si existe estreñimiento observando las heces. Si las heces no tienen nada de humedad o son de color blanco, suele significar estreñimiento por exceso de calcio, por lo que en estos casos debemos reducir la cantidad de huesos y poder darle la proporción adecuada de calcio en su dieta.  

Desajustes digestivos

Debemos tener en cuenta que tanto la diarrea como el estreñimiento pueden deberse a otras causas como el efecto de algunos medicamentos, el estrés debido a algún cambio en su rutina, visitas al veterinario o alguna festividad con petardos, entre muchos otros factores.

Heces con moco

Las heces con moco pueden deberse a diferentes causas, pero si acabamos de hacer un cambio de dieta, suele ser uno de los motivos. La transición suele ser relativamente rápida (7-10 días) mientras que la estabilización digestiva real suele tardar entre 2-3 meses habiendo algunos cambios como pueden ser la aparición de mocos en las heces. Si vemos que son muy recurrentes o que no mejoran, debemos ir al veterinario, ya que también pueden ser otros motivos como parásitos.

Con la dieta natural, también podremos encontrar de vez en cuando una especie de moco grisáceo que envuelve las heces y esto es totalmente normal.

Coloración

Estamos acostumbrados a que con el pienso las heces sean siempre de la misma coloración ya que no hay variedad de ingredientes, pero con la comida natural el color de las cacas puede ir variando dependiendo de lo que hayan ingerido, ya que algunos alimentos pueden alterar un poco el color.

Aquí os dejamos algunos ejemplos de coloraciones que podemos encontrarnos:

Enrojecidas: si nuestro perro come frutos rojos.

Anaranjadas: si comen zanahoria, boniato o calabaza.

Verdosas: si le damos, por ejemplo, espirulina.

Blancas: por exceso de calcio (como hemos comentado anteriormente)

Según la carne que coman, también hay diferente coloración en las heces, siendo más oscuras si comen carne roja y más claritas (algo amarillentas) si comen carne blanca.

Restos de vegetales en las heces

Debemos saber que encontrarnos restos de vegetales en las heces entra dentro de la normalidad. Las fibras alimenticias son una parte de los vegetales que no son absorbidas por el sistema digestivo ya que no se asimilan, pero tienen otras funciones como la asimilación de calorías, la nutrición de la microbiota modificando la flora intestinal, la reducción del tiempo del tránsito intestinal, la actividad de las enzimas en el colon, entre otras.

Tratamientos naturales para las heces

Tanto para el estreñimiento como para la diarrea, será necesario estabilizar el sistema digestivo, y para ello deberemos añadir alimentos con acción probiótica y prebiótica en la alimentación.

  • Probióticos: Los probióticos son alimentos o suplementos que contienen microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar la microbiota normal del cuerpo (bacterias buenas).

De forma natural, encontraremos estas bacterias en el yogur natural o el kéfir.

  • Prebióticos:  Los prebióticos son alimentos que actúan como nutrientes para esas bacterias buenas (la microbiota normal). Los prebióticos se encuentran en frutas y verduras, sobre todo en las que contienen carbohidratos complejos como la fibra y el almidón resistente.

Dependiendo de la gravedad del cuadro gastrointestinal, es recomendable hacer algunos días de dieta blanda o de sopa de moro.

Para cualquier duda en relación a las heces con la comida natural, el equipo nutricionista de Dogfy Diet queda a vuestra disposición.

¿Te gusta lo que hacemos en Dogfy Diet?
La experiencia nos dice que es mejor que lo compruebes por ti mismo.

¿Empezamos?

Belén Portela

Nutricionista canina

Deja un comentario